martes, 8 de julio de 2008

Hasta pronto...!

Ha sido un año intenso con el cielo en mis manos y las nubes a mi pies.

Un año bajo el sol del Caribe, descubriendo sabores y enamorándome de gastronomías desconocidas, compartiendo acentos en una telenovela contínua entre criollas bellísimas de culebrón y washingtonias robustas, en paisajes increíbles, haciendo la compra a precios de superganga a ritmo de tango, espantando mosquitos en el África negra, fotografiando la cuna de la civilización bajo un helios intenso y chapurreando idiomas que por fín pude poner en práctica entre jugos de durazno señor, sodas, succo d´arancia, peixe e vitella y cross check de viene y va.
.


.

Ha sido un año bellísimo en el que ahora la golondrina vuelve al nido a descansar... y a no parar! Que tenemos un verano por delante totalmente libre y con buenas perras finiquitadas, ja!

martes, 1 de julio de 2008

Fue hace cinco años

Fue hace cinco años.
En aquel caluroso y asfixiante verano madrileño del 2003 di un importante paso, que sin proponérmelo, dio un giro de 180º a mi vida.
Por supuesto que el proceso no lo dirigí yo por entero, desorientado y aturdido como es uno por naturaleza, sino que el azar tuvo aquí un protagonismo insólito, determinante y decisivo.
Tras una conjunción planetaria sin precedentes, en mi primer día de trabajo en la tienda estrafalaria, encontré de manera fortuita y casi mágica, habitación. Pero no era una habitación cualquiera: estaba en el segundo piso del mismo edificio donde tenía el trabajo y entraría a ocuparla de manera provisional durante los meses de verano.
Aquel Julio de 2003 se dio el inicio de una vida emancipada, en la que luchando contra las adversidades, debía de demostrar que era capaz de desenvolverme por mí mismo…so pena de ser condenado a regresar a la opresión enjaulada.
................................
Y lo logré. Hace ya cinco años de aquello, cuando los nervios se entremezclaban con la ilusión y la alegría con el vértigo.
Hace ya cinco años de mi primera comida independiente: una triste y ramplona hamburguesucha del McDonalds que devoré en mi nuevo comedor con una lagrimina suspendida ante mi ineptitud por no saber coger ni una sartén.
.

Hace ya cinco años y en el Dia %, donde aprendí a hacer la compra diaria, sonaba insistentemente el tema estrella de las recauchutadas Sex Bombs y el “Move your Feet” de Junior Senior.
.
. Putarracas de luxe
.
Pixelismo naïf a ritmo disco
.
Hace ya cinco años de las fiestas sustanciosas con las niñas estrafalarias.
Hace ya cinco años que aprendí a convivir con unos compañeros majísimos en un entorno ideal y con los que sigo manteniendo una estrecha relación.
.
Hace ya cinco años y aquí sigo, en mi tesorito de Mi Calle Alcalá.