miércoles, 21 de mayo de 2008

Londonberry y punto.

Pues hija, la oferta, la más barata, por supuesto, que uno es ante todo devoto de la Virgen del Puño Cerrao. Y la oferta más barata resultó ser el viaje de ida con mi compañía, (donde mis queridas comettes me sentaron en primera cual vip) y el alojamiento en el vitoriano y grandioso Wellington, que además se encontraba en pleno centro de Londres y nudo de comunicaciones por excelencia, la estación Victoria.

.

Por fuera, una suntuosa residencia vitoriana...por dentro otra cosa.


.
Casualmente, también fue el mismísimo hostal donde se alojó la semana anterior Adrydú...también en viaje exprés aventurero, aunque creo que mi viaje fue bastante más provechoso que el suyo... bueno, según por donde se meta mire.
No te digo máis de lo céntrico que era: el Palacio de Buckingham en la calle de atrás; el Big Ben me servía de reloj; al lado el Támesis, por si en una urgencia no me funcionaba el lavabo y la Catedral de Westminster, para la misa mañanera, ea.
Eso sí, el hostal muy typical English: todo enmoquetadísimo, ligeramente cochambroso y ¡¡con un baño colectivo por planta!! - eso está muy bien para los encuentros morbosos- Adrydú dixit...menudo fresco está hecho!.


.


El salón de la señora Ropper, con su moqueta y su relojazo.


.........................................
¿¡Mi inglés?! Tan deficiente como me temía...la gente me entendía, pero yo a ellos ni papa. Menos mal que allí estaba mi querido Glencito de Londonberry para echarme un capote y enseñarme la city de cabo a rabo.


.


El Big Ben, o sea, mi despertador.


.
El primer día pude tachar de un plumazo de los míos el 90% de los sitios que tenía programados en mi lista:
Abadía de Westminster, El Parlamento, el Big Ben, me pasé por en cá de la señá Elizabeth II, Catedral (Católica) de Westminster, Soho, Picadilly, Trafalgar, Covent Garden y Regent St.


.A más de 25 ºC y un cielo azul, oiga!


.
El recorrido fue un poco a lo japonés, todo hay que decirlo, porque Glencito de Londonberry me llevó a matacaballo por cada sitio y con la lengua fuera bajo el intenso sol londinense.


.
El Lunes, como Glencito trabajaba, me fui yo solo a ver el cambio de guardia de los pelochos -más conocidos como Guardia Real por la gente culta-.. Bueno, solo lo que se dice solo, no, porque junto a mí había otros 8.000 turistas de varias nacionalidades.


Qué graciosos. No sabía que los pelochos tocaban. Y ni más ni menos se arrancaron con una pieza de aire español, un pasodoble ¿Qué te parece?.



Tras hacerles 25 fotos y un video me encaminé hacia el British Museum donde me sumergí durante horas viendo obras de arte.


.


La piedra Roseta. Me la esperaba megalítica, ¡pero es mu chica!


.


La verdad es que el British Museum es el máximo exponente de la rapiña británica por todo el planeta: el expolio de piezas hindúes o chinas se entiende porque tuvieron antiguas colonias allí pero...qué coño hacen en la Pérfida Albión obras sumerias, babilónicas, africanas, musulmanas y andalusíes, egipcias, japonesas, romanas, griegas - ¡por favor! si han arramplao con medio Partenón de Atenas!!!- obras incas, mayas y piezas aztecas - ¿pero cuándo los ingleses han llegado a tales latitudes?-.


.


- Un ídolo babilónico...


.


..y medio Partenón


.


En fin y parafraseando a Beby -los ingleses empezaron su Imperio con la inestimable ayuda de los piratas ...- menuda redicha la Beby!.
¡Bueno, al menos tienen buen gusto robando!

Otra visita obligada: el Natural History Museum, un impresionante edificio que alberga un interesante contenido audio-visual didáctico y científico. Abundantes fósiles y grimosillas disecaciones.


.


¡Sprough!-¡ un dodus marsónicum!


.

Y por supuesto el archiconocido fish&chips, una de las pocas aportaciones gastronómicas de la cocina británica, muy rico.


.


El pescadito frito con su puré de guisantes y patatitas. ñam, ñam!


.

En conclusión, que el pueblo de Glenn me gustó mucho: unos edificios muy señoriales, otros de una grandiosidad apabullante, rinconcitos con encanto, plazas concurridas y casitas típicas de postal. Typical London.


...........................................
Un besazo a Glencito de Londonberry por su gracia y salero, por haberme enseñado tan bien toda la ciudad y por lo bien que lo he pasado con él, con Peni y compañía, echándonos unas risas al calor de una vela y con unas cuantas pintas!


¡Qué bien me ha tratado el pueblo británico!

15 comentarios:

Casiopea dijo...

Jo chico!, pero que envidia que me das! Ahora cogía yo mi maletica y me iba a recorrer el mundo, sin rumbo fijo. Ains!, qué bonito es soñar!. Un besote

Marsónico dijo...

Vamos!!! Qué frescura es ésta?!!!

...

Lo siento, pero me falla el clima; Londres lo tengo súper idealizado como un lugar lleno de niebla, lluvias y tonos grises y destripadores en los callejones... jo. El salón del Wellington es genial!!! Muy Ropper, me encanta! Me apasiona el recargamiento británico. El Museo de Historia Natural es impresionante, la primera foto parece sacada de alguna película con castillo de por medio. El ídolo babilónico es fantástico, y el resto del Partenón ni te cuento. Y qué divertido es el dodo!!!!, sprouuuuuuuugh!!!!!!!!!!!!

...

Pues nada hijas, ya iré yo con mis amigas a tocarnos un poco el coño ^0^

Marsónico dijo...

Jajajaja, vitoriano!!! Se te olvidó mencionar a Mrs. Jennifer!

Peritoni dijo...

Los hoteles de Londres son lo peor, y no importa mucho la categoría, te lo aseguro.

Lo mejor es ver estas ciudades la primera vez y si no hay mucho tiempo, como tú lo has hecho. Mi Piki y yo nos llevamos a la pandilla (10 personas más) a su primer viaje a París y les hicimos un recorrido acelerado que en un fin de semana lo vimos todo menos la tumba de Napoleón. Y es que a los museos hay que ir a ver lo que vale la pena.
Por cierto, lo del espolio británico no tiene nombre, me indigno cada vez que veo ese destrozo. Que al Partenón le falte la mitad y que la tengan ellos...

Ay, qué bonito es viajar...

Gunillo dijo...

CASIOPEA, nada de soñar. Un finde te planeas una escapada con una low cost o similar, y ale, a volaarrr!

SPROUGH! El Wellington era genial. Más cutrino por dentro que ná., pero por fuera, como una residencia de Eton, oiga. Tienes que ir con la Sauron 34.012 y la Caipirinha pero ya!

PERITONI, lo cierto es que dejé mi anglofobia y prejuicios sobre los ingleses detrás; quería verlo todo y sumergirme en ese ambiente desde la asepsia y objetividad.
Y no me ha ido mal, aunque hay cosas que claman al cielo (British Museum).
Y luego que mi amigo inglés Glenn es un encanto y parece casi español; así que con personas así todo parece estupendo!

Anónimo dijo...

Que vuelvas ya hijo, que te echamos de menos. Cuanto me ha gustado enseñarte mi pueblo, a ver si vuelves pronto y te enseño tooooooooooodo lo que queda.

Un besote. Glenecito

raangul dijo...

niño... que siempre me estás poniendo los dientes largos!! hace 10 años que fuí a londres por última vez y tengo mono de repetir que siempre es un gustazo... no paras nene!!

Marsónico dijo...

VAMOS!!! Que ya he hecho todas las compras para celebrar tu cumple esta noche y que resulta que el show de Antonia San Juan de los sábados es a las 20:30 únicamente, así que me toco el pititis, mmm. Ale, que me voy a comer con los dos Josés. Sprum!!!

Marsónico dijo...

Rinocerontes, cocodrilos, gatinos y ratinas, mariposas y hormiguinas. Qué finde tan divertido y animalesco!!! Juegos de beber, juegos de beber... cómo vevés, cóoomo vevés

Marsónico dijo...

Y boa constríctor!!! Y la parte griega de la canción, ho ho ho ho!

Sauron dijo...

Ay,qué fuerte!Pero si el reloj que hay en la habitación del Wellington es el mismo que tengo yo en el salón de mi casa!!!!Anda ya,y yo sin saber que tenía un trozo de London en mi house...será posible!Voy a ponerme a mirar más,vaya a ser que lo mismo tenga también por ahí un dodo escondido y yo no me haya percatado,jeje!Y a partir de ahora le diré a mi madre que prepare el té de las 5 y nos sentaremos en mi salón a tomarlo,con sus pastitas,a lo Queen Elizabeth!:-P

Anónimo dijo...

Y no fuiste a ver las casas señoriales y el ambiente de élite que reina por Nothing Hill? Hervy

arcoiris dijo...

Ains q envidia sobre todo del solecito, q guay!!!yo vuelvo a finales de junio, me encanta Londres!!!
Me he quedado pa´lla con lo del inglés, al ser usted azofaifo pense q lo hablabas como el español.
Muy bonitas las fotos, sobre todo la del salón de los Roper y la del Dodo ^-^

Mara Jade dijo...

Entre Mars y tú me estáis evocando gratos recuerdos. El uno con Egipto, el otro con Londres.

Ains...

Viviana F. dijo...

Me encantan tus notas, sos muy original al comentar tus viajes. Está buena la foto de la Piedra de Roseta, así uno se da una idea del tamaño (me pasó algo parecido en Louvre con el código de Hammurabi).