martes, 9 de mayo de 2006

Rubí la echadora de cartas

El otro día de madrugada haciendo zapping por los canales locales, di con una futuróloga (que según me informó MaryFashion se trata de una tal Rubí). En sí esto no tiene nada de particular, puesto que continuamente hay echadoras de cartas por doquier.
Pero ésta tenía algo especial...Será el tinte? Será el peinado (ese trenzado cutre tan de moda en los 80?), será ese colorete de polvo de ladrillo? Será esa papada que le da al conjunto un inequívoco aire a la cerdita Peggy?
De repente lo ví claro: el secreto estaba en el angelito trompetero. Ese angelito, que a pesar de su aspecto de dulce querubín anuncia a golpe de trompeta la llegada del Fin del Mundo....o al menos la llegada del Fin del Buen Gusto. Aunque creo, sinceramente, que eso hace años que ya ha llegado.
.
.

Fiel seguidora de la estética Peggy, Rubí se hace acompañar de una figurilla angelical (abajo derecha)

5 comentarios:

coxis dijo...

definitivamente me meo de risa contigo...

meltorm dijo...

aggg!! (costó Dior y ayuda entrar en este apartado de comentsss).

bueno, bueno, y ya que estoy aquí, como que olvidé que quería decir:

¡ah si!...que ver a esta "tipa" es como ver el futuro de "la Inma" de gran hermano.

saludos y suerte.

El Angelito Trompetero dijo...

Pues Rubi me trata muy bien, me limpia el polvo, me saca brillo...yo estoy muy contento.

Gunillo dijo...

Si, la verdad es que ésta de joven debió de ser despampanante, el furor de su barrio, oiga.

magiczarza dijo...

Javi, eres orange, pero orange de verdad. Un abrazo.