martes, 5 de junio de 2007

Fascinación por la novedad


Estos días ha venido de visita la hermana de la que te cuento, una chica majísima con un trabajo como masajista en cruceros de lujo de lo más interesante.
Parece que ambas hermanas comparten una misma afición por las terapias alternativas, el misticismo oriental y en definitiva, por todas las corrientes foráneas que se ponen de moda en occidente en aras de la multiculturalidad.
Ya hemos sufrido la etapa de de la aromaterapia, viendo como todos los radiadores de la casa se llenaban de mondas de mandarina y limones, que al secarse "supuestamente" deberían producir un aroma epecialmente orientado a algún beneficio...aunque nunca supe cúal.
................................................Comprobamos como día a día la sal de mesa de toda la vida desaparece a pasos agigantados, sin poder dar una explicación a tan misterioso fenómeno.
Hasta que un día vimos a la que te cuento llenando todo un bol de sal para "purificar" sus piedras de la energía (sic). Sin duda un rito indispensable para la litoterapia, que nosotros, pobres ignorantes, nos atrevemos a mirar con ciertas reservas.

.................................................
Lo de dejar velas encendidas por doquier cuando no haya nadie en casa ya nos ha prometido la que te cuento que no volverá a hacerlo por razones lógicas de seguridad, aunque tal vez esta medida traiga sobre nosotros la desgracia al no limpiarse así las energías a través del fuego purificador...o tal vez por no orientar hacia nuestra luz a los entes portadores del buen karma...quién sabe; pero seguro que algo malo nos aguarda.


................................................
Lo de esta mañana ha sido lo que ha motivado este capítulo en mi perezoso blog.
La sorella de la que te cuento ha estado durante casi una hora repitiendo sin parar una letanía budista: Nam myoho renge kyo.



Y ahora yo me pregunto:
-qué beneficios puede aportar semejante actividad?
Nam myoho renge kyo
-En caso de que ésto te reconforte espiritualmente, quién te resarza de esa hora perdida?
Nam myoho renge kyo-Si durante una hora alguien rezase el rosario (que puede llegar a ser igual de catártico) se le tildaría de ultracatólico...porqué hacer lo propio con algo foráneo está mejor visto?
Nam myoho renge kyo-Y por último: ¿¡¿Es posible que lo que a una persona relaja, a otra le crispe los nervios?!?Nam myoho renge kyo

15 comentarios:

Mara Jade dijo...

Por favorrrrrrrrrrrr qué a-go-ní-aaaaaaaaaaaa!!

Yo que soy tan dada a los masajes, manoseos, aceites, reikis y lo que haga falta... no... lo siento... no podía ni con el oooooooooohmmmmm en yoga!!

Gunillo dijo...

MARAJADE, dicen que ser "snob" resulta muy sacrificado no sólo para el que elige dicha opción, si no para los que estoicamente aguantan alrededor....

Sísifo dijo...

Los lamas tibetanos repiten "om mani padme hum", los derviches turcos bailan girando sobre sí durante horas, las meapilas de mi barrio rezan el rosario... todos entran en comunicación con dios o eso creen.
¿Los que fuman hierba comunican o no?

-marsonico- dijo...

Las mondas de naranja las he visto yo in person, es más, vi un cuenco lleno de ellas y creo que también de limón. Miedo me daría si ambas dos se largaran al campo a hacer terapias de este tipo con cine fórum de por medio :O

Gunillo dijo...

SISIFO, con ese peyorativo: "meapilas de mi barrio" que has dedicado a las que rezan el rosario, haces hincapié en ese echar mierda sobre lo propio. Ya se sabe que ocurre cuando se escupe al cielo...

MARSY, pues no estaría nada mal una laaaarga temporadita en el campo, no; así volvería la que te cuento con anécdotas y vivencias.

Pasaelmocho dijo...

Talmente.

Qué cantidad de gilipolleces (si alguien se ofende, lo siento, es cosa suya).

Ahora, que si a ella le sirven.

Peritoni dijo...

Coincido: gilipolleces.

Incluido el rosario.

MM de planetamurciano.tk dijo...

Los mantras tibetanos eran una de las pasiones de mi ex y era capaz de poner el cd horas y horas hasta ke conseguía sacarma de mis casillas. A veces llegué a pensar ke estaba buscando ke fuese yo el ke cortara con él.

Celestina dijo...

jajajajajajajajajaja
que chulada de vida!
entretenido a mas no poder :P

Miss Ketchup dijo...

A mi no me gustan todas esas cosas, te vuelven gilipollas....

mariafashion dijo...

Pero gilipollas del tooooo.

Gunillo dijo...

Veo que la opinión de todos ustedes viene a coincidir y se resume en una palabra: gilipollez.
..
No seré yo quien les lleve la contraria.

Cianurica dijo...

Madre mia, que paciencia aguantar en el piso a alguien asii!!!!

Casiopea dijo...

Leyendo los comentarios veo que me repito pero es que, somos así de gilipollas, lo que viene de fuera siempre nos ha parecido mejor y más guay que lo de casa, empezando por las suecas de las pelis de José Luis López Vázquez y terminando con las miles de mierda-pelis americanas que nos tragamos sin pensar. El rollo espiritual no iba a ser menos.

Anónimo dijo...

Es muy fácil ser superficial. Para saber distinguir si lo que nos dicen es verdad o no hay que experimentarlo y ver cómo son las personas que lo practican. Es normal desconfiar y difícil tener espíritu de búsqueda, cada cual que haga con su vida lo que estime oportuno. Yo personalmente sé de los beneficios que tuve y tengo, por eso creo, no por gilipollez.