martes, 10 de noviembre de 2009

Los sabores de América.

Hacía muchísimos años que no había vuelto a ver la marca Tang por España. Son esas marcas y logos que te remiten a una época pasada como la Mirinda o los Masqueseros de Matutano. ¿Os acordais del Tang? Polvillos de ésos con los que te podías hacer un guarrizumo al echarlos en un litro de agua y remover con la cuchara.

En hispanoamérica están aún en vigor e incluso hay multitud de marcas similares. Pero no os creais que allá se limitan a los sabores clásicos tipo fresa, naranja, melocotón, manzana, pera y ya. No, no, no. En hispanoamérica hay tal cantidad de frutas exóticas que han adaptado los polvos a los sabores de por aquellos lares...

Un diez para quien conozca estas frutas...
Toronja:

Parchita:

Lulo o naranjilla....

....que ni por un nombre ni por el otro la conocemos..


Guanábana:

Granadilla:.

Y mi favorito: el Mocochinchi, con nombre de mascota cursi y extraña apariencia de castaña pilonga del caribe.

6 comentarios:

peritoni dijo...

Neneeeeee, que te pierdooooooo!!!

Yo quiero Mocochinchiiiiii!!. qué barbaridad de cosas raras y seguro que sosas, porque si no seguro que habría por todas partes: como el kiwi.

Jo, y a ver si te veo más.

Un beso.

Gunillo dijo...

Mocochinchi forever!!!
Sabe como a cocacola aguada.
Se te ve muy liado, porque como eres el único que sigue este blog, tu ausencia se nota muchísimo! jajajaja!!!

Casiopea dijo...

Holaaaa!
Aunque haga siglos q no escribo, de vez en cuando paso por aquí a seguir tus andanzas y viajes.
De todas las aguas de sabores que muestras (que así la llaman), sólo reconozco la toronja a la que nosotros llamaríamos pomelo. Mi querido novio, mejicano él, tiene cienes de sobrecitos de estos atesorados en los armarios de la cocina y de vez en cuando me deleita con alguna agüita sabrosa (mi preferida es la de flor de jamaica).
Besitos

Gunillo dijo...

CASIOPEA, hija, cuanto tiempo sin saber de ti!! Te quitaste de esto del blog? Que tal todo? Espero que todo discurra por el camino de la felicidad y tranquilidad!!
Besos!!

Casiopea dijo...

La verdad es que desde hace meses que no me siento con ganas de sentarme delante de mi ordenador a contarle mis cosas como hacía antes. No sé si será que me hago vieja, que me estoy volviendo vaga o que no me pasa nada digno de ser contado, no lo sé. Ahora me dedico básicamente lo que otros, con vidas más interesantes o con más interesantes maneras de contar sus vidas, escriben por aquí.
Besitos mil.

marsónico dijo...

Ninino, no había visto esta entrada ni tampoco la anterior, maw!